×

¡Nunca pises a una cucaracha!, Aquí las razones

cucaracha

¡Nunca pises a una cucaracha!, Aquí las razones

El descubrir cucarachas en nuestro hogar puede ser motivo de sobresalto y repulsión. Nuestro primer instinto suele ser aplastarlas, pensando que esta es la mejor manera de deshacernos de ellas.

Sin embargo, aplastar las cucarachas puede no ser tan efectivo como creemos y puede incluso tener consecuencias no deseadas. Exploremos estrategias más eficaces para lidiar con estos molestos insectos en el hogar y prevenir su presencia. A continuación te las mostramos.

¿Por qué las cucarachas son tan difíciles de exterminar?

Las cucarachas son insectos muy ágiles que poseen un caparazón extremadamente resistente, este caparazón es conocido como exoesqueleto, y las protege de los golpes.

Por si fuera poco, estas pueden huir rápidamente de nuestros intentos de aplastarlas y su exoesqueleto les permite soportar presiones hasta 900 veces mayores a su propio peso corporal, segun un estudio realizado en 2012 por Investigadores de la Universidad de Purdue. Por lo tanto, aplastarlas con el pie o con una escoba puede no ser suficiente para eliminarlas por completo.

Además, un estudio realizado en la Universidad de California, Berkeley, reveló que las estos insectos tienen un sistema inmunológico sorprendentemente fuerte. Los investigadores encontraron que las cucarachas poseen una amplia variedad de genes y moléculas inmunológicas que les permiten combatir eficazmente infecciones y resistir enfermedades.

Investigadores de la Universidad Estatal de Carolina del Norte examinaron la resistencia de las cucarachas a los productos químicos pesticidas comunes. Descubrieron que las cucarachas han desarrollado resistencia a muchos de estos productos químicos debido a mutaciones genéticas y cambios en su sistema nervioso. Estas adaptaciones les permiten sobrevivir incluso cuando se exponen a dosis letales de insecticidas.

Nunca pises a una cucaracha: Consecuencias no deseadas

Como mencionamos anteriormente, aplastar cucarachas puede parecer una solución efectiva, pero en realidad no lo es tanto.

Para empezar, se requiere aplicar una fuerza considerable o realizar varios intentos, ya que su resistente exoesqueleto les proporciona una protección muy sólida, y , aunque parezca que las hemos eliminado, es posible que sobrevivan y escapen una vez que las arrojamos al bote de basura.

Además de la falta de efectividad, aplastar a estos insectos puede tener consecuencias negativas. Al ser aplastadas, las cucarachas liberan sustancias alérgenas y secreciones que pueden provocar reacciones alérgicas, como rinitis y conjuntivitis, en los habitantes del hogar, especialmente en niños y adultos sensibles. Estas sustancias pueden dispersarse por el aire y afectar la calidad del ambiente interior.

También puede interesarte: Cuántos T. Rex existieron: Un estudio lo revela

Por otra parte, cuando aplastamos una cucaracha, puede convertirse en alimento para otras cucarachas presentes en el hogar. Esto puede agravar una infestación y dificultar aún más su control. En lugar de resolver el problema, podríamos estar contribuyendo a su propagación.

Cucarachas

Prevención y control efectivo

La mejor forma de lidiar con estos molestos animales en el hogar es evitar que ingresen en primer lugar. Aquí hay algunas estrategias efectivas para prevenir su presencia:

  1. Mantén la limpieza: La higiene es fundamental para evitar la atracción. Mantén tu hogar limpio y ordenado, especialmente en áreas donde se preparan y consumen alimentos, como la cocina y el comedor. Limpia estas áreas después de cada comida, incluyendo pisos, mesas y estufas.
  2. Almacenamiento adecuado de alimentos: Guarda los alimentos en recipientes herméticos para evitar que las cucarachas sean atraídas por ellos. Presta especial atención a alimentos como cereales, harina y azúcar, que son los preferidos de estos insectos. No dejes restos de comida expuestos en la cocina o el fregadero.
  3. Elimina posibles fuentes de agua: Las cucarachas también necesitan agua para sobrevivir. Repara cualquier fuga de agua y asegúrate de que no haya charcos o acumulación de humedad en tu hogar. Mantén el área del fregadero seca y sin goteras.
  4. Sellado de grietas y fisuras: Inspecciona tu hogar en busca de posibles puntos de entrada para las cucarachas. Sellando las grietas y fisuras en paredes, pisos y alrededor de ventanas y puertas, puedes dificultar su acceso al interior de tu hogar.
  5. Retira la basura adecuadamente: La basura es un imán para las cucarachas. Asegúrate de desecharla en bolsas de basura selladas y retírala del hogar con regularidad. Evita dejarla acumulada durante mucho tiempo, ya que puede convertirse en un refugio y fuente de alimento para estos insectos.
  6. Utiliza trampas y cebos: Si a pesar de tomar medidas preventivas, las cucarachas siguen apareciendo en tu hogar, considera el uso de trampas y cebos específicos para cucarachas. Estos productos suelen contener sustancias atrayentes y venenosas que ayudan a controlar la población de insectos.
  7. Consulta a profesionales: Si la infestación de cucarachas en tu hogar es grave y persistente, es recomendable buscar la ayuda de expertos en control de plagas. Ellos cuentan con conocimientos y herramientas adecuadas para identificar y tratar el problema de manera eficiente.

Publicado originalmente en Infogripho.com

Publicar comentario

13 + seis =